ESP
sábado, 29 de febrero de 2020
LA CRUZ DE LAMPEDUSA LLEGA A LUCENA
Visitas 32
No olvidemos nunca a los inmigrantes.

 

La Cruz de Lampedusa llega a Lucena

24 enero, 2020

La Cruz de Lampedusa fue recibida en Lucena el día 5 de febrero, en  la Parroquia de San Mateo y allí fue acogida y venerada por un nutrido  grupo de alumnos de nuestro  Colegio de  “La Purísima” junto con las religiosas y profesores. Con un acto sencillo y entrañable  se reflexionó y oró ante la cruz participando en las oraciones todos los alumnos en un clima de respeto y silencio, anteriormente  a los alumnos se les había explicado en las clases el significado de esta cruz y de su peregrinación por todo el mundo.

Hace cuatro años, 366 migrantes morían en un naufragio en las costas cercanas a la isla de Lampedusa, en Italia. Procedían de Eritrea y Somalia. Desde entonces, el número de personas fallecidas y desaparecidas en el Mediterráneo sobrepasa las 15.000.

En abril de 2014 la fundación Italiana “Casa dello Spirito e delle Arti” de Milán presentó al Papa Francisco una cruz hecha con tablas de pateras naufragadas frente al mar Lampedusa –lugar elegido por el Papa para su primer viaje apostólico el 8 de julio de 2013- la bendijo e hizo un encargo a los representantes de la Fundación: “Llevadla por todas partes”. Es así como comienza un recorrido por todo el mundo para representar a las víctimas del mar, y también de la indiferencia social  ante el drama de las personas inmigrantes. Este “Viaje de la Cruz de Lampedusa” quiere que nos unamos a la travesía para sostener la miles de vidas que necesitan solidaridad. Este es el viaje para la solidaridad y paz entre las ciudades, comunidades y parroquias. El artista Francesco Tuccio tardó en encontrar la madera de embarcación de casi tres metros para construir la cruz. Cuando lo hizo, los dos maderos que componen la cruz tenían ya los clavos que se conservan, igual que la pintura y los elementos originales que tuvo el navío. Para Graziella Cuccu “esta cruz está recogiendo todo el dolor que se está encontrando en su recorrido y, la persona que llega frente a la Cruz percibe ese dolor y también le deja en suyo propio”. Esta es una  cruz que no representa solo a los migrantes, sino toda la desesperación que cualquiera de nosotros lleva dentro en su búsqueda constante y vital de paz y felicidad, y favorece la oración “porque he visto a madres rezando frente a la cruz por sus niños enfermos,  a padres pidiendo ayuda para sus hijos,  a un marido pidiendo por su esposa”, concluye Cuccu.

  La participación de nuestros alumnos en estos actos es de vital importancia ya que van tomando conciencia del sufrimiento de tantos hermanos nuestros, que no tiene las posibilidades con las que contamos nosotros de vivir dignamente en nuestro país de origen y se ven abocados  a buscar  en otros lugares donde en muchas ocasiones se encuentran con el rechazo y la muerte y a la vez es una llamada al compromiso, la solidaridad y la acogida.

 

 

 

Dosatic S.L. © 2020
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad