ESP
jueves, 17 de octubre de 2019
CRÓNICA SOBRE LA EXHUMACIÓN DE LOS RESTOS DE MADRE PEPA (H.P.M) Y DON BARTOLOMÉ CARRILLO FERNÁNDEZ (SACERDOTE Y PÁRROCO DE SANTA MARÍA LA MAYOR DE BAENA)
Visitas 60
- Por: Mª Ángeles Espejo Jurado
En proceso de beatificación.

 

Con motivo de la próxima beatificación de los mártires de Córdoba en la persecución religiosa de 1936, tuvo lugar el día 29 de agosto de 2019 la exhumación de los restos de Madre Josefa González del Consuelo (H.P.M) y el Sacerdote don Bartolomé Carrillo Fernández (Párroco de Santa María La Mayor de Baena) por aquel entonces. La hermana Pepa fue llevada al Convento de San Francisco, utilizándola como escudo humano le alcanzó una metralla, muriendo meses después. El sacerdote D. Bartolomé Carrillo Fernández fue mutilado y quemado en la puerta  del Colegio Espíritu Santo de Baena, justo debajo de los escalones de la iglesia, según cuenta Encarnación Flores Gálvez que a sus 93 años y totalmente lúcida aún recuerda la mancha negra que permaneció durante bastante tiempo en el lugar. Los restos fueron recogidos por una religiosa del colegio, siendo depositados en su cementerio.

Tuve el privilegio de ser testigo presencial de este acto, recibiendo el día de antes una llamada de sor Francisca Ruiz Sánchez (H.P.M), dándome la oportunidad de asistir a la exhumación de los restos de Madre Pepa y Don Bartolomé, como maestra y amiga muy vinculada a esta Congregación.

El acto tuvo lugar en el Colegio Espíritu Santo de Baena, situado en la Calle Colegio. Comienza a las 12 horas, estando presentes los siguientes testigos:

D. Miguel Varona (Postulador de la causa de los santos), D. Juan Laguna Navarro (actual párroco de Santa María La Mayor de Baena), la Forense del Obispado, la Superiora General de las H.P.M, Antonia García Navarro,  Francisca Ruiz Sánchez, Isabel Flores Guisado, Carmen Blanco, Rosario Burgos Ochoa, Rosario Cuevas ( religiosas que componen la comunidad del Colegio Espíritu Santo de Baena), familiares de don Bartolomé (su  sobrino Jesús y la madre de éste),  Mª Isabel López Jiménez, Mª Ángeles Espejo Jurado (profesoras y amigas muy vinculadas a la Congregación), Daniel y José (los dos operarios o albañiles encargados de abrir la entrada al cementerio y exhumar los restos).

Se comienza el acto con una oración dirigida por D. Miguel Varona (Postulador) y a continuación recoge los datos personales de los allí presentes y su vinculación con ambos difuntos.

Se accede a la cripta y al encontrarse los nombres muy borrados  por el paso del tiempo, se duda cual de los enterramientos es, y tras una llamada telefónica a sor Mª Dolores Jaime Benítez (religiosa de la Congregación, que estuvo presente en las últimas reformas del cementerio), aclaró sin ningún tipo de duda donde estaba situado cada uno.

En primer lugar se exhuman los restos de Madre Pepa, situados bajando las escaleras de la cripta a mano izquierda, en un sepulcro en el suelo. Al abrir, están sólo los restos, sin caja, muy  deteriorados por la humedad.

En segundo lugar se exhuman los restos de D. Bartolomé, se encuentran bajando las escaleras de la cripta a mano derecha, en un nicho situado en la parte baja de la pared. Sus restos, de tono muy oscuro,  aparecen metidos en un cajón o caja no muy grande, mejor conservados. Ambos restos aparecen muy húmedos debido a la ubicación del lugar, son depositados en sus respectivos sudarios.

Se termina el acto con otra oración sobre la una y media de la tarde. Trasladan los restos a Córdoba para proceder a su limpieza y preparación.

Es una alegría para mí haber participado como testigo de este acontecimiento ya que por fin, se va a reconocer públicamente la vida entregada con tanto Amor, no sólo de Madre Pepa y don Bartolomé, sino la de tantos y tantos mártires que con su trabajo humilde, sencillo, su dedicación y esfuerzo a los más pobres y necesitados han dado su vida por la causa del Evangelio. Dios nos ha bendecido con la vida y testimonio de santidad de muchísimos mártires conocidos y no conocidos... Demos a conocer estos testimonios por toda nuestra diócesis y recordemos con Fe y Esperanza que estamos todos llamados a la Santidad.

 

Dosatic S.L. © 2019
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad