ESP
jueves, 19 de octubre de 2017
UN CAMINO QUE APENAS EMPIEZA
Visitas 44
- Por: Angy Carolina Joza Valencia
Varios años de experiencia.

 

Hace dos años me planteé la vida religiosa como mi proyecto de vida. La hermana Silvia puso la inquietud en mí y Juani  fue cultivándola con entusiasmo al lado de mis hermanas de comunidad en Manizales, posteriormente la voluntad de Dios y  de la Congregación fue trasladarme a vivir a España. Llegué  el 7 de noviembre del 2016 para ser acompañada y acogida por la comunidad de Baena, me asignaron como  formadora Sor Francisca quien me regó de consejos, enseñanzas y cariño, allí realicé mis primeros contactos pastorales, me integré parcialmente a la comunidad y empecé a asimilar la forma de vivir, ahora, formo parte de la comunidad de Madrid y mi formadora es la hermana Petra.

 

El 30 de septiembre tuve la gracia de Dios  y de la Congregación de iniciar mi noviciado en un acto fraterno que preparamos la noche antes con cantos, lectura y chocolate... Ha sido un hermoso momento de compromiso, nostalgia, esperanza, nuevas actitudes y apoyo de parte de todas las hermanas que desde las comunidades me expresaron su alegría.

 

Quiero ser novicia  Hija del Patrocinio de María porque desde esa primera inquietud continúo sintiendo intensamente la llamada de Dios, la invitación libre de Jesús a ponerle como centro de mis proyectos y la fortaleza interior del Espíritu Santo que me empuja cada día. Tengo la ilusión de poder  conocer  cada vez  más la vida consagrada en lo cotidiano y experimentar  el gozo de servir sin fronteras en esta Congregación.

 

Quiero dar gracias a Dios por sus bendiciones y a las hermanas por la confianza depositada en mí.

 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad