ESP
lunes, 11 de diciembre de 2017
CAMINO HACIA EL CENTENARIO...
Visitas 136
- Por: Antonia García Navarro, Superiora General
¿Qué queremos celebrar?
Valoración: 9/10
 

Queremos celebrar el centenario de una unión con proyecto de futuro. Una unión que hunde sus raíces en los siglos XVI y XVII y que se originó con el nacimiento de dos obras apostólicas, dos colegios, dedicados a la educación y formación integral de las niñas y mujeres de su tiempo y que eran el sector más marginado de la sociedad, estos colegios fundados por los PP Cosme y Luis fueron autónomos e independientes pero ambos sirvieron de modelos para realizar nuevas fundaciones en diverso pueblos de la provincia de Córdoba. Estos colegios tenían como denominador común: el que fueran instituciones educativas dedicadas a la enseñanza de la mujer y a su formación cristiana, para hacerlas miembros activos de la sociedad que pudieran vivir en libertad sin la dependencia cultural y económica de los hombres.

En 1919 el obispo de Córdoba, D. Ramón Guillaume consideró que estos colegios podían fortalecerse  y  garantizar su continuidad en el tiempo si se unían y formaban una Congregación religiosa pues eran muchas las características que tenían en común:

- Una especial devoción a la Virgen a la que invocaban como Madre, Amparo, Guía y Norte…cualidades recogidas en el título que da a la Congregación “Hijas del Patrocinio de María”

- La enseñanza gratuita especialmente para las niñas y jóvenes con menos recursos económicos.

- El ambiente de familia, cercanía y sencillez como objetivo principal en sus colegios

- Una enseñanza de calidad, con una formación integral y de preparación para la vida. Para ello se cuida especialmente la selección de las maestras

- Una enseñanza religiosa profunda que garantizara el ser cristianas comprometidas con la sociedad dentro de los valores del evangelio de fraternidad, paz y justicia.

Esta intuición carismática y proyecto del Obispo pudo hacerse realidad gracias a la presencia y cualidades de la M. Amalia Cea, tanto humanas como espirituales en las que destacó, según las hermanas que la conocieron y compartieron con ella la vida: prudencia, equilibrio, amabilidad, sencillez, humildad, porte fino y agradable con un gran espíritu de oración, observancia de las Constituciones, fidelidad al Carisma y amor de madre para con todos.

Un hito importante fue la salida de las hermanas desde la provincia de Córdoba a otras ciudades españolas como Málaga, Granada y Madrid y su expansión por Bélgica, Venezuela y Colombia.

En el escudo de la Congregación se recoge el lema que surge después de la unión: Oración, Sencillez y Buen ejemplo y estas serían las características de las Hijas del Patrocinio de María (HPM) además de vivir su apostolado “desde la alegría, la liberación integral de la mujer, la opción por los pobres, la comprensión de las debilidades humanas y la unión con María Madre de la Iglesia” (Constituciones n.68)

Y también en esta celebración queremos resaltar además del encuentro con nuestras raíces el que sea para todos un impulso para seguir respondiendo a los desafíos educativos que nuestro hoy nos presenta; una apuesta por hacer realidad la solidaridad, la justicia, la paz y el cuidado de la Tierra y un compromiso renovado por dar una educación de calidad humana y cristiana a los niños y jóvenes.

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad