ESP
lunes, 23 de julio de 2018
LA INTERCESIÓN DEL P. COSME
Visitas 936
- Por: Antonia Granados
Dios escucha nuestras oraciones.
Valoración: 2/5
 

       Queridos hermanos/as en el Señor!

     Quiero compartir con vosotros la experiencia de fe que he vivido a través de mi enfermedad.

Soy Antonia Granados, natural de Vva del Duque y residente en Lucena desde hace 30 años, ciudad en la que me desplacé cuando me dieron la plaza de maestra aquí y en la que han nacido mis hijos y siento como mi segunda tierra.

Durante estos años he tenido contacto permanente con la comunidad de las Hijas del Patrocinio de María, pues soy vecina de su casa, así como amiga.

En enero de 2014 me diagnosticaron leucemia aguda de alto riesgo y ahí empezó mi calvario, con tratamientos durísimos que me mantenían hospitalizada y en aislamiento hasta 45 días. Salía 10 días a casa y vuelta a empezar.

Pero el problema mayor se planteó cuando mi hermano no era compatible conmigo y no podía donarme su médula. La única curación posible venía de la mano de un trasplante y había que buscar un donante pronto.

Yo tenía mucha fe y rezaba para que apareciera pronto la persona que me donara su médula y así poder curarme.

Las hermanas del Patrocinio de María me tenían presente en sus oraciones y me hicieron llegar una estampa del padre Cosme, al que yo me encomendaba todos los días.

¡Y ocurrió el milagro! Apareció un donante y 100% compatible conmigo!!  Algo muy difícil no tratándose de ningún familiar.

El día 3 de Julio de 2015 me realizaron un trasplante de médula que me dio la oportunidad de vivir de nuevo.

Doy gracias a Dios y a la intercesión del padre Cosme por mi curación, y quiero compartirlo con todos/as para que no desfallezcáis en la enfermedad y creáis en la fuerza de la oración.

       

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad