ESP
Cerrar Sesión 
Acoger la semilla
Visitas 404
Oración para iniciar el curso.

 

Marcos (4,1-9)

 

De nuevo se puso Jesús a enseñar junto al lago. Acudió a él tanta gente que tuvo que subir a una barca que había en el lago y se sentó en ella, mientras la gente permanecía en tierra, a la orilla del lago. Les enseñaba muchas cosas por medio de  parábolas. Les decía:


   - Escuchad. Salió el sembrador a sembrar. Y sucedió que al sembrar, parte de la semilla cayó a lo largo del camino: vinieron las aves y se lo comieron. Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde no había mucha tierra; brotó en seguida, porque la tierra era poco profunda, pero, en cuanto salió el sol, se agostó y se secó, por falta de raíz. Otra parte cayó entre abrojos, pero los abrojos crecieron, la sofocaron y no dio fruto. Otras partes cayeron en tierra buena y crecieron y se desarrollaron y dieron fruto: el treinta, el sesenta y hasta el ciento por uno.

   Y añadió:

   - ¡Quien tenga oídos para oír, que oiga!

 

 

(La oración en documentos adjuntos)

 

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad