ESP
lunes, 17 de diciembre de 2018
Una concentración centenaria en el nombre de María
- Por: Andreína Falciano, hpm
27/11/2018 - 64 Visitas


Encuentro intercolegial en Baena.

Como cada año, en el mes de noviembre, hemos vuelto a celebrar a nuestra Madre la Virgen del Patrocinio con los niños, profesores, padres y personal no docente de todos nuestros colegios. Este año con un matiz especial, por estar enmarcado en el año de nuestro I Centenario. Eso nos hacía sospechar que sería un día especial, y así fue. 

Empezó todo con la acogida por parte del Colegio de Baena a cada grupo que iba llegando, fue como el pequeño espacio que se nos regalaba para aterrizar y comenzar las actividades. Ya cuando faltaba poco para la hora de la eucaristía, fuimos saliendo hacia la Iglesia de Santa María, ¡vaya caminito nos echamos! A pesar de las abundantes cuestecitas, los cantos, la alegría y nuestras propias ganas lo hicieron muy llevadero y tanto pequeños como mayores pudimos llegar. ¡Qué bonito es ese lugar!, ¡qué acogedora la iglesia!, ¡preciosas las vistas! Y el cura, sencillo y ameno. Hemos vivido la eucaristía como un regalo que nos une.

Regresamos al colegio para jugar y todos disfrutamos de las canchas y del terreno con que cuenta el “Espiri”, (así le llaman los alumnos al colegio de Baena). El día nos acompañó y disfrutamos de una temperatura ideal y de un solecito agradable que nos calentaba, sin llegar a agobiarnos.  Las caras de todos eran de felicidad, nos gustó todo y todo nos hizo sentir como la familia HPM. 

A las tres de la tarde, a los responsables nos costaba distinguir de dónde era cada niño, pues ya habían hecho una piña entre todos de tanto jugar, cantar y saltar.

Y aunque los grandes no podíamos ponernos a saltar y a correr, también tuvimos nuestro espacio,  disfrutando de una sabrosa convivencia que las hermanas anfitrionas habían preparado con mucho cariño. 

Pero, por fin llegó el momento tan esperado, poder disfrutar del musical “Sueños de unión”, que con tanto cariño habían preparado durante meses hermanas, alumnos, profesores y José Miguel García, como director y cabeza pensante de este tremendo homenaje que se nos hacía a todas las Hijas del Patrocinio de María. Un musical bonito, ameno y tan nuestro.

La puesta en escena fue de lo más sencilla y, a la vez, de lo más elegante que podían ver nuestros ojos; hicimos un recorrido por estos 400 años de historia y tuvimos la gran suerte de disfrutar de la presencia de la hermana Amalia, quién a través de un sueño le habló a la protagonista y a todos nosotros, llegando a emocionarnos tanto, que más de una lagrimilla corrió por las mejillas de varios de los que estábamos allí presentes.

Hay una frase que hemos escuchado muchas veces y que para algunas personas se ha convertido en una forma de vida: “Recordar es vivir”; y este espacio nos hizo hasta recordar la voz, la sonrisa y la buena forma de hermanas que hoy no están con nosotros y que durante un tiempo dirigieron nuestra congregación, así como agradecer la presencia de otras que están junto a nosotros. Lo más bonito de este día es imposible decirlo, dependerá de cada uno, de nuestras experiencias vitales, de nuestras formas de emocionarnos, pero sin duda algo muy especial fue al final del musical, la llamada a abrirnos a la esperanza, la llamada sentir a cada Hija del Patrocinio de María como una amiga que se nos presenta en el camino para caminar con nosotros, la llamada a seguir repartiendo esperanza porque Dios no deja de llamar y después de 400 años este sueño sigue activo y comprometido con la historia a través de todos nosotros.

En la despedida ya podíamos notar que varios niños y jóvenes se sentían amigos de otros a quienes apenas acababan de conocer. Los intercambios de teléfonos, de Instagram, de Facebook, nos hacen comprobar que este mundo va muy rápido y que el fenómeno de las nuevas generaciones es poder empatizar con otros en medio segundo. Termino pidiendo a nuestro buen Padre Dios, presente en todas las cosas, las gracias necesarias para seguir.

A Vivi, a las hermanas de Baena, a los niños, a los profesores y a José Miguel, muchas gracias por todo lo que pusisteis de vosotros mismos para regalarnos un día HPM.

Adjuntos
Últimas Noticias

¿Eres capaz de verlo?
Mira esos nombres, sus edades, sus nacionalidades… con otros ojos.
9

dic

Preparan el camino. Allanan el sendero. Sueñan metas. Provocan encuentros.
8

dic

Hemos conseguido mejorar la vida de muchas familias
2

dic

Cultiva en ti un CORAZÓN refugio
 

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad